31
Oct
08

La Haine cumple 8 años. Balance político y análisis de coyuntura

x Colectivo editorial de La Haine 31/10/08

 Un cambio de diseño web y los análisis políticos de la coyuntura actual abren el nuevo curso de La Haine.org, a 8 años de su nacimiento.

Ahora el proyecto de desobediencia informativa afronta nuevos retos. Poco a poco los movimientos sociales han ido construyéndose a sí mismos por encima de las voluntades más conciliadoras.

Desde La Haine pretendemos seguir acompañando los procesos sociales, ir de la mano de las luchas y crecer políticamente junto a ellas.Prepararnos para la nueva coyuntura política que se abre en el terreno de la lucha de clases

Con un nuevo cambio de imagen, el cuarto desde que La Haine echó a andar, celebramos nuestro 8º aniversario (octubre 2000-octubre 2008). El nuevo diseño pretende ser más ligero que el anterior en cuanto al envoltorio: los banners de cabecera, de sección y de columnas pesan mucho menos. En contrapartida, queremos dar más vida a la portada de la web con fotos y vídeos, equilibrando el texto escrito que siempre es predominante, con los nuevos tiempos virtuales en que la imagen cada vez va cobrando más fuerza.

Ahora el proyecto de desobediencia informativa afronta nuevos retos. De las movilizaciones antiglobalización internacionales de los primeros años del nuevo milenio pasamos a las movilizaciones antiguerra y antiPP en el estado español. Poco a poco los movimientos sociales han ido construyéndose a sí mismos por encima de las voluntades más conciliadoras, sacando a la calle las expresiones antifascistas, libertarias, antimonárquicas… Todo ello con el permanente resonar de fondo del combate abertzale por su supervivencia como pueblo.

En el plano internacional, las resistencias contra el dominio imperialista norteamericano tanto en Oriente Medio como en América Latina han ido destapando las realidad de que es posible hacer frente a la sumisión mundial impuesta por las grandes potencias y los ajustes económicos.

Desde La Haine pretendemos seguir acompañando los procesos sociales, ir de la mano de las luchas y crecer políticamente junto a ellas. Ahora, debemos prepararnos en el ámbito contrainformativo para afrontar el futuro próximo con capacidad de dotar a los movimientos sociales del oxígeno mediático que merecen. En el siguiente texto hacemos públicos nuestros análisis que guiarán la línea editorial en el próximo curso.

1. Estado español

1.1. Antifascismo

El asesinato de Carlos en Madrid el pasado mes de noviembre de 2007 desató una de las mayores oleadas de lucha antifascista vividas en mucho tiempo. Más de un centenar de concentraciones y acciones de protesta se sucedieron a lo largo y ancho del estado español, incluso llegaron gestos de solidaridad desde Berlín, Praga, Londres y otras ciudades.

Estas protestas lograron desacreditar ante la opinión pública a los partidos de ultraderecha, los cuales estaban atravesando un proceso de crecimiento y auge electoral gracias a su careta “demócrata”. En las elecciones de marzo de 2008 los principales partidos neonazis perdieron votos, en especial Democracia Nacional, cuyo presidente puso su cargo a disposición de sus huestes tras conocer el resultado.

Si bien estos datos son positivos, no hay que pasar por alto que numerosos votos de los partidos neonazis fueron a parar al Partido Popular, “padre” de la ultraderecha. No hay que olvidar que el gestor político del capitalismo más reaccionario y franquista sacó más de 10 millones de votos y en porcentaje creció más que el PSOE. Juntos PP y PSOE representan la clase política que sostiene la sociedad neoliberal e imperialista, gran enemigo a batir.

En Madrid la lucha antifascista está en alza. Así mismo, en Barcelona, Valencia, Valladolid o Euskal Herria, el movimiento se mantiene en pie a pesar de haber pasado por etapas difíciles y represivas, y en otros lugares como Málaga y Salamanca está resurgiendo con fuerza. El hecho de haber logrado golpear a las fuerzas neonazis colectivamente demuestra que el movimiento antifascista goza de buena salud. Pero el sentido común indica que desde el poder se cocina una estrategia para frenar el avance de la lucha juvenil antifascista para evitar que se convierta en movimiento popular a mayor escala, algo inadmisible para el estado.

Se acerca por tanto una etapa dura e intensa para los movimientos que combaten, desde el marco anticapitalista, el fascismo callejero e institucional.

Esta dinámica afectará a multitud de ciudades del estado español (aunque de forma variable). No por casualidad a día de hoy hay cerca de una quincena de coordinadoras y plataformas antifascistas organizadas en diferencias lugares.

La Haine ha hecho un enorme esfuerzo por participar y acompañar la serie de luchas desarrolladas antes y después del asesinato de Carlos. Hemos realizado coberturas en directo, crónicas y entrevistas, la mayoría de las veces con el apoyo de galerías fotográficas y video-crónicas del colectivo amigo La Plataforma, con quienes nos hemos visto codo con codo contrainformando desde las calles. Además, otros medios como Kaosenlared, Indymedia Barcelona, Klinamen o el centro de medios de Rompamos el Silencio han estado presentes en esta etapa.

Valoramos fundamental el hecho de haber participado activamente en el proceso de luchas y no haber sido meros espectadores. Esto nos lleva una vez más a entender que no somos periodistas sino militantes de base, creemos que debemos construir la contrainformación inmersos en la lucha del movimiento social, del cual formamos parte orgánica y cuyo proceso de crecimiento no vemos desde fuera como si estuviéramos en una posición falsamente “neutral”. Somos parte de la clase explotada y estamos combatiendo junto a l@s explotad@s, aportando por nuestra parte un granito de arena en la difusión de lo que ocurre en la calle, entendiendo que la lucha mediática/ideológica es simplemente una trinchera más.

1. 2. Sindicalismo

La crisis económica avanza a pasos de gigante con el encarecimiento de los productos básicos y la soga hipotecaria asfixia cada día más el cuello de grandes sectores populares.

Al mismo tiempo empieza a notarse el descontento obrero y los primeros brotes de respuesta están ocupando su lugar. En Madrid fue especialmente importante la huelga de limpiador@s del Metro, la cual duró cerca de 3 semanas y, a través de CNT, contó por primera vez en mucho tiempo con el apoyo de una asamblea de movimientos sociales. Además, en el resto del estado español la lucha obrera está adquiriendo cada vez más protagonismo, destacando entre ellas la lucha contra los despidos en Telefónica, la lucha del SOC en Andalucía o la oleada de solidaridad que tuvo lugar el año pasado contra la represión al CSI asturiano y sus representantes Cándido y Morala, expresión del conflicto obrero existente contra el cierre de los astilleros.

Estos días Barcelona vuelve a ser escenario de protestas obreras con una manifestación convocada por el comité de empresa de Nissan en la que el pasado 23 de octubre 10.000 personas exigieron al Tripartito que no apruebe el ERE de 1680 despidos presentado por la empresa.

Por su parte, el conflicto vasco sigue calando en la clase trabajadora vasca a pesar de los largos y duros años transcurridos.

Sin duda a medida que se agudice la crisis económica el descontento va a aumentar y con él la protesta organizada, pero la construcción de un movimiento obrero fuerte y de base no va a surgir por arte de magia ni por pura inercia de la situación económica. Seguramente serán los sindicatos más combativos y los movimientos sociales con conciencia obrera los que deberán asumir el papel de “artesanos” de ese movimiento, y deberán superar obstáculos de todo tipo que en el camino colocarán la patronal y sus siervos políticos y sindicales.

1. 3. Desfiguración del proyecto territorial españolista burgués

Como afirma con acierto nuestro colaborador Antonio J. Torres, la actual Constitución española de 1978 se basa en tres pilares:

1. El modo de producción capitalista y el consiguiente poder del capital sobre el trabajo, más concretamente, asegura el poder político y económico al bloque de poder histórico dominante en el Estado español: la oligarquía financiera, españolista, imperialista, y aliada a los EEUU o la UE, según los casos.

2. La unidad de España, que también viene a asegurar el poder omnímodo de la oligarquía española, asegurando un marco territorial de explotación y acumulación, y negando el derecho de autodeterminación de los diferentes pueblos que forman el Estado español.

3. La monarquía encarnada en la figura de Juan Carlos de Borbón y Borbón, frente a la vía republicana y federal, o simplemente de mínimos democráticos. Como lo dice claramente el artículo 56.1: “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia…”. Y todo defendido por el Ejército español, tal como dice el artículo 8 de la Constitución.

 

Así mismo, los vergonzosos pactos realizados durante la transición entre la burguesía y las fuerzas de izquierda son la causa más cercana de la actual situación de desmovilización general en la sociedad (de aquellos polvos, estos lodos), teniendo por objetivos, entre otros, barrer paulatinamente al movimiento obrero organizado y al movimiento antiimperialista para liberar el camino del estado español en el saqueo a los países empobrecidos y su participación en plataformas internacionales como la OTAN.

Teniendo esto presente podemos ver que los movimientos sociales más combativos en el estado español están trabajando para resquebrajar este orden político.

12 de octubre

Este año por primera vez en muchos años se ha dado una respuesta al 12 de octubre en varios puntos del estado español: Barcelona, Valencia, Madrid, Segovia, Málaga, Leioa… Además, la represión se ha hecho presente con cargas y amenazas en Barcelona y Valencia, y prohibiciones de manifestaciones en Madrid.

Poco a poco va calando la conciencia de que la lucha contra el 12 de octubre le duele al sistema en tanto que es un día de ostentación del poder, del Rey nombrado por Franco, de las fuerzas armadas y de la imposición cultural a sangre y fuego tanto dentro como fuera del estado español. Desde La Haine hemos dado apoyo a aquellos que han visto necesario reivindicar la fecha bajo la esencia: “ni guerra entre pueblos ni paz entre clases”.

El movimiento republicano extraparlamentario

Desde el 2003 se ha dado un proceso de reconstrucción del movimiento republicano, especialmente en Madrid pero también en otros lugares del estado español, como el País Valenciano o Andalucía. El discurso republicano extraparlamentario aboga por una ruptura con la Transición y su constitución del 78, y en algunos casos ha adoptado como uno de sus lemas centrales el del derecho de autodeterminación de los pueblos. Esto ha provocado que la izquierda parlamentaria e institucional esté intentando, de diversas maneras, reconducir este movimiento hacia posturas más conciliadoras con el orden establecido.

Desde La Haine somos cautos con el desarrollo de este proceso y damos apoyo mediático a los grupos que se organizan en la base, en los barrios, y que trabajan aquellos elementos de ruptura con el régimen monárquico y capitalista.

Voces antimonárquicas catalanas, galegas y castellanas

También hay que destacar los brotes antimonárquicos que surgieron a finales del año pasado en los Països Catalans y Galiza, con la quema reiterada de fotos y muñecos del Rey. Estas acciones (y las correspondientes medidas represivas que el estado ha aplicado contra ellas) despertaron las simpatías en muchas otras partes del estado, incluyendo sectores castellanistas, antifascistas en incluso libertarios que se han sumados a las protestas solidarias.

La Izquierda Abertzale

Las elecciones generales de marzo de 2008 en Euskal Herria han hecho retroceder en sus posiciones al PNV y al PP, dejando en el escenario político a dos protagonistas principales: el PSOE y la Izquierda Abertzale.

Si bien el españolismo del PSOE se asienta coyunturalmente en Euskal Herria Sur, por otro lado en la legislatura entrante la Izquierda Abertzale va a tener un pequeño puntoa favor a la hora de trasladar su mensaje, que es la debilitación de un PNV burgués y ambiguo que ahora ha perdido muchos votos.

La ruptura de la tregua por parte de ETA ha conllevado una reacción represiva del gobierno de salvajes dimensiones, reiterándose las ilegalizaciones de organizaciones políticas, las detenciones, encarcelamientos y las denuncias por tortura. Ante el evidente exceso, incluso la ONU recientemente se ha visto obligada a dar un aviso al estado español por el cierre de medios, el trato a detenidos y las ilegalizaciones.

De esta manera, el movimiento popular abertzale de izquierdas, que el pasado 14 de febrero demostró que la huelga obrera es un instrumento de lucha que todavía utiliza con contundencia (con una cobertura informativa de La Haine-Euskal Herria, que por primera vez consiguió recoger informaciones en directo desde los cuatro herrialdes donde se aplica la Ley de Partidos), seguirá produciendo erosiones en la política burguesa y probablemente seguirá siendo el principal punto de desestabilización en el estado español. El papel de La Haine pretende seguir siendo de altavoz solidario con la resistencia abertzale y de pantalla de denuncia frente a la represión.

2. Mundo

En el plano internacional durante el próximo período desde La Haine intentaremos reflejar lo que parece inevitable: el retorno de las derechas, sobre todo en América latina, ante la dejación que están haciendo los gobiernos “progresistas” de las esperanzas que depositaron los pueblos en ellos. Ese progresismo fue necesario para los poderosos a principios de la década, ante el desastre que dejó el neoliberalismo y las fuertes protestas populares que le siguieron. Pero ya no lo es, las clases medias han recuperado la confianza en el sistema y los sectores populares han abandonado temporalmente la lucha masiva. Ahora es para los patrones, entonces, un momento de aumentar la tasa de ganancia (y por tanto de explotación) para recuperarse de la crisis, pero eso al mismo tiempo augura un período de alza de la movilización social, como ya se está viendo en algunos países.

Argentina

La nueva presidenta Cristina Kirchner va a seguir en la línea del anterior, su esposo, poniendo el intermitente a la izquierda y girando a la derecha. Aunque no se espera que haya grandes movilizaciones, no se deben descartar, porque llega el fin del boom económico también allí, y esta presidenta no tiene el (engañoso) prestigio que consiguió Kirchner con su (tramposa) defensa de los DD HH, haciendo supuestas depuraciones en las fuerzas armadas y la policía, en realidad para la galería y sin tocar en ningún momento el poder militar que todavía ostentan los intereses imperialistas y sus gestores locales. En todo caso los sectores piqueteros y anticapitalistas continúan muy divididos, como se vio pasado el 1 de mayo, pero las luchas obreras no decaen, el neumático, los docentes, Zanon y otros sectores siguen bregando, y la Kirchner reprimiendo.

Bolivia

Va a ser seguramente una de las estrellas del período, ya que Evo y el MAS están cada vez más inclinados hacia una línea socialdemócrata, pero sin posibilidades de implementar un mínimo estado de bienestar. La teoría del vicepresidente e ideólogo del régimen, García Linera, de compartir el poder con la oligarquía, ya no se la cree nadie, y la derecha del agronegocio lo demuestra con sus intentos de “autonomía” en las zonas más ricas. Sumando a eso los ataques del fascismo, seguramente va a haber muy pronto grandes movilizaciones de masas y la consiguiente represión, porque Evo ya no tiene hegemonía en el campo popular como para seguir frenando esa movilización. Las organizaciones obreras, especialmente las mineras, están recuperando independencia y posiblemente los sin tierra darán que hablar, al contrario de la mayoría de las organizaciones indígenas y la cúpula sindical, que siguen atadas al MAS.

Brasil

Aunque no se prevean movilizaciones importantes, es posible que la situación política de las bases se caliente, a partir del enésimo año consecutivo de gobierno “progresista” y las consiguientes “reformas”. El MST parece estar reviviendo su tradición de lucha, algunos partidos trotskistas han perdido prestigio y otros la han ganado, y seguramente habrá movilizaciones sindicales fuertes con organizaciones como Conlutas. La importancia geopolítica de este país y de sus luchas hace que desde La Haine nos mantengamos atentos al desarrollo del proceso.

Chile

La presidenta continúa perdiendo prestigio y la derecha aprovecha para avanzar, por lo que seguramente hará lo mismo que Zapatero: reprimir más para que no la acusen de “blanda”. Desde La Haine vemos importante seguir la situación del pueblo mapuche, centrándonos sobre todo en las organizaciones más radicales, que son las que mantienen la lucha indígena viva. También se esperan nuevas movilizaciones estudiantiles y de los subcontratados del cobre, entre otros sectores obreros, lo que augura un nuevo período bastante movido. El movimiento anticapitalista está bastante dividido, aunque hay una importante cantidad de colectivos de base muy activos.

Colombia

Por lo que se ve continuará la importante movilización indígena, sindical y de derechos humanos, así como los asesinatos de los narco-paramilitares. EE UU intenta convertir a este país en el Israel de América latina, y para eso necesita paz social, al costo que sea. Las FARC, luego de los golpes recibidos, posiblemente no tengan excesiva presencia mediática por unos meses aunque mantienen firmes sus posiciones revolucionarias. Queda como saldo del período la reacción popular ante los crímenes represivos y la “democracia mediática”. Ha habido grandes movilizaciones de diversos sectores de abajo, y se prevé que continúen, en un movimiento oscilante. Cuando la guerrilla pierde fuerza, avanza la movilización popular, pero la resistencia es permanente.

Cuba

Por un lado Fidel ya no ejerce el papel de árbitro que equilibraba las posiciones y daba espacio a los “heterodoxos” (anti-soviéticos, por decirlo de manera amplia), y por otro mucha de la intelectualidad más revolucionaria y menos comprometida de la isla actualmente no ve otra salida que acercarse a un modelo “vietnamita”, con liberalización económica controlada por el partido. El pueblo cubano, por su lado, sigue aferrado a su socialismo y con actitudes claramente antiimperialistas e internacionalistas. Veremos si consigue en este nuevo período que su voz sea escuchada y sobre todo si consigue hacerse partícipe de las decisiones políticas y económicas.

EE.UU.

Independientemente de quién gane las elecciones, seguiremos informando sobre lo que ocurre en este país. Ahora han creado una nueva flota para controlar América latina, y las guerras por el petróleo, el apoyo a Colombia e Israel y todo lo relacionado con el “terrorismo” va a continuar. Abundan las colaboraciones, tanto de intelectuales locales como de latinoamericanos que escriben sobre el imperio.

Europa

Por la cercanía geográfica, estos artículos suelen ser muy leídos, especilamente ahora que la crisis económica hace que también en el paraíso estén aumentando los índices de paro y de pobreza. Posiblemente en Italia, con el ascenso de la derecha, habrá más neoliberalismo, más represión y consiguientes movilizaciones. En Francia y en Portugal los trabajadores no se dejan aplastar, y también posiblemente empiece a haber movilización social en Rusia con el nuevo gobierno de derechas, así como en Inglaterra si pierde las elecciones el laborismo. El mismo camino sigue Grecia con un fuerte movimiento autónomo y anarquista, también ocurre en Turquía tanto por parte de los MM SS como de los independentistas kurdos, y en algunos países del este con movimientos antifascistas importantes.

Medio Oriente

Aquí tenemos una contradicción ideológica, que por suerte por el estilo de trabajo de La Haine la hemos podido sobrellevar sin problemas: movimientos islamistas son los más progresistas de la región. Tanto en Palestina (Hamas) como en Líbano (Hezbollah) y en Irak (resistencia armada) se da esa contradicción. Seguiremos analizando las situaciones con atención, pero en todo caso, ante ataques del imperialismo mundial (EE UU y UE) como regional ( Israel), no podemos más que apoyar a los que luchan, sobre todo teniendo en cuenta que sus pueblos también los apoyan. En breve además puede darse la previsible invasión a Irán, que va a dar mucho que hablar en el plano político y mediático.

México

El PRD, una mezcla de PSOE e IU, ha conseguido desmovilizar bastante a las organizaciones de izquierda combativas, con su candidato “progresista” a las presidenciales, apoyado por los otros gobiernos “progresistas” de la región. Sin embargo continúa habiendo una importante movilización de base sobre todo en Oaxaca, Guerrero y DF, donde el antifascismo ocupa importantes espacios. Y también es destacable la actitud del EZLN, que en momentos de amplia socialdemocratización se ha afirmado en posiciones de un anticapitalismo claro y de clase. Cosa que se corresponde con la falta de espacio que ahora le otorgan las webs altermundialistas, las mismas que antes le dedicaban todas las portadas. La represión como elemento metódico de desestabilización está aumentando, sobre todo en los territorios zapatistas, aunque también en las zonas de influencia del EPR. Pero los pueblos mexicanos no se amilanan, cuando llega el momento dicen “Se acabó la música”, y La Haine seguirá difundiendo todo lo relacionado con ello.

Nepal e India

Los maoístas han ganado las elecciones en Nepal y por ahora hay que esperar a ver cuál va a ser su actitud cuando estén en labores de gobierno. Hasta ahora hemos dado cobertura al conflicto nepalí justamente por la lucha de esa guerrilla, que cuenta con apoyo popular mayoritario por sus políticas de redistribución de la riqueza en las zonas bajo su control. En adelante, veremos cómo evoluciona la situación. En India, otra guerrilla maoísta está recibiendo cada vez más apoyo de las masas hambrientas, y está empezando a crear zonas liberadas en ese importante país. Es otra situación que habrá que seguir con atención, sobre todo ahora que posiblemente tengan a su disposición la retaguardia nepalí.

Uruguay

El gobierno “progresista” del Frente Amplio cada vez se escora más hacia la derecha y las organizaciones extra-parlamentarias no han conseguido por el momento aprovechar la desilusión de las bases, que ante la traición del Frente Amplio y lo poco que ofrece la desorganizada izquierda combativa, abandonan en algunos casos la movilización. Desde La Haine seguiremos publicando los materiales que se vayan produciendo para mantenernos atentos a la evolución de este proceso.

Venezuela

En este país sí que hay movilización social, gran cantidad de colectivos luchan por lograr un espacio que la burocracia le niega, pero el entusiasmo no decae. En general se puede decir que la mayoría del pueblo sigue confiando en Chávez, pero las presiones de la derecha, de EE.UU. y de su propia burocracia son muchas. Ahora el presidente se está dedicando a atacar a otros partidos de izquierda, sobre todo a Patria Para Todos, como antes hizo con organizaciones sindicales trotskistas, lo que posiblemente le haga perder apoyo popular. Si no da un golpe de timón y fortalece la comunicación con las bases, va a empezar a perder elecciones y no sería descartable que hubiera un nuevo golpe de estado. Pero el pueblo no se va a desmovilizar tan fácilmente, porque eso dejaría la puerta abierta a la represión como ya se vio cuando el golpe de 2002. Habrá que ver cómo se resuelve la contradicción entre un pueblo que en estos últimos años se acostumbró a movilizarse por sus derechos y un gobierno cada vez más absorbido por la burocracia socialdemócrata.

3. Nodos locales de La Haine

3.1. Barcelona: Codo a codo en la calle

Desde la creación del núcleo de Barcelona, hace algo más de un año, el proyecto se ha ido asentando como referencia informativa dentro de los movimientos sociales, desde la colaboración y trabajo codo a codo con el movimiento anarquista y autónomo, con la okupación, con los colectivos anticarcelarios y antirrepresivos, y con la izquierda independentista.

No obstante, de cara al futuro, el principal objetivo es asentar el proyecto en la ciudad y alrededores.

3.2. Córdoba: No hay paz, tampoco guerra.

Puede que la ciudad de Córdoba tenga una imagen de tener un tejido social amplio, comprometido, crítico y activo. Nada más lejos de la realidad. La gran cantidad de años que lleva gobernando IU (con un intervalo de 4 años) ha sido tiempo suficiente para manejar a su manera las bases sociales de la ciudad. Ha sido el consistorio con un amplio reparto de fondos económicos y cesión de espacios físicos a numerosos grupos sociales que trabajan (y nunca mejor dicho pues para ellos solo se trata de un empleo) el área de la solidaridad y desarrollo quien ha vertebrado el tejido social cordobés. Dicho tejido social se ha basado en relaciones formales con instituciones que participan en el reparto de la tarta que ofrecen los estamentos oficiales, con esto nos referimos al amplio abanico oenegero que tan fértil y fecundo se da en Córdoba. Básicamente esta es la realidad de los movimientos sociales, seguramente suceda igual en otros lugares. Pero no es esta realidad la que a nosotros, como La Haine, nos interesa. Hay otra realidad no oficial, antagonista, de pequeños grupos que van desde una línea bien definida en el anticapitalismo a grupos rebeldes de la oficialidad cultural y social.

Es ente segundo caso donde LH-Córdoba se presenta como referente a la hora de difusión de noticias y convocatorias, pero no solamente como herramienta difusora de actividades y conflictos, sino como un espacio de comunicación directa y horizontal. Es decir, no queremos ser los voceros de nadie. Queremos ser el colectivo con el que cuenten a la hora de exponer sus realidades. Era este nuestro primer y principal objetivo que nos marcamos cuando empezamos esta nueva historia por Córdoba. Creemos que lo hemos logrado en este grupo de colectivos. Ahora queda el afianzarnos y el intentar crecer. Este va a ser uno de nuestros objetivos para el siguiente período.

3.3. Madrid: Antifascismo, okupación y sindicalismo de base

La Haine ha acompañado en este último año el lento pero creciente aumento de la conflictividad social y laboral. Las redes sociales madrileñas han crecido en calidad y en cantidad, y eso, en La Haine, se ha notado.

Si de algo podemos estar seguros es del creciente movimiento que, teniendo a la juventud por protagonista, ha sido capaz de avanzar en sus análisis, dando contenido político al antifascismo y contextualizando dentro del pacto de silencio que supuso la transición, el nombramiento franquista del Rey Juan Carlos I o la España indisoluble que los poderes (PP-PSOE, CC.OO-UGT-USO y patronal) del Estado Español tanto han reclamado en el último tiempo. Las campañas del 12-Octubre han supuesto un avance importante en este aspecto.

También se ha dando un salto en cuánto al problema de la especulación urbanística, si bien las movilizaciones enmarcadas en la asamblea de VdeVivienda han disminuido en intensidad, sigue vigente una respuesta social a este problema: la okupación, como se pudo ver en la manifestación del pasado 24 de octubre “Okupa Madrid, okupa Guadalajara” y en general con la quincena de centros sociales okupados que conviven en la ciudad.

Continuando con el repaso, la precariedad laboral como principal exponente de la deriva de nuestros derechos, también ha tenido respuesta en este avance. El desprestigio de los sindicatos oficiales, cada día más evidente para la clase trabajadora, unido a la creciente crisis cocinada para su beneficio por el capitalismo mundial, han sido un balón de oxigeno para las reivindicaciones laborales que los sindicatos de base y otros colectivos afines han sabido aprovechar para su crecimiento.

El sindicato anarcosindicalista CNT ha sido uno de los protagonistas de conflictos laborales que al igual que en otras reivindicaciones, han supuesto un salto hacía adelante en la conflictividad laboral que desde el último año se viene viviendo en distintos sectores (metalurgia, hostelería, comercio, limpieza) y provincias (Barcelona, Cadiz, Madrid, Asturies). También hay que señalar que en otros sindicatos como CO.BAS y Coordinadora Sindical de Madrid han tenido y muy dignamente entre sus filas a los protagonistas de luchas sindicales tan importantes en este avance como es el caso de Telefónica.

La inmigración, como proceso de cambio provocado por el capitalismo para adaptar sus pretensiones a la realidad actual, ha supuesto para el Estado Español vivir diversos conflictos sociales, todos ellos provocados y orquestados desde el poder para alcanzar sus intereses, pero que han afectado enormemente y han supuesto un impacto social fuerte entre la población. Son buen ejemplo las marchas a los CIE´s de Carabanchel dando apoyo y cobertura a los inmigrantes secuestrados o las protestas contra “La valla de la vergüenza” y la Ley de Extranjería. Todo esto ha servido para conectar públicamente la contextualización del antifascismo con las pretensiones y estrategias que el poder y el fascismo llevan a cabo a día de hoy, dando lugar al cada vez más evidente “aquí nada ha cambiado”.

Mención aparte merecen los sucesos derivados del asesinato del joven antifascista Carlos J. Palomino el 11 de Noviembre de 2007 en Legazpi. El impacto personal, político y social que supuso la muerte de Carlos entre los movimientos sociales madrileños tiene mucho que ver con lo que semanas después se desarrolló en la capital del reino y de lo que hoy mantenemos como aprendizaje político de aquellos días. La larga y sólida trayectoria de la Coordinadora Antifascista de Madrid, así como el emergente fortalecimiento del movimiento que otorgan los amigos y compañeros/as de Carlos Palomino, hace que el antifascismo madrileño esté “más unido y organizado que nunca”, tal y como señala el comunicado de la manifestación por el aniversario de su asesinato. Desgraciadamente esta muerte es la expresión que refunde y conecta todo lo anterior. Podríamos decir que Carlos podíamos ser cualquiera, con una misma situación laboral, social y personal, con una misma decisión de organizarse contra todo lo que nos oprime.

Madrid, siempre tan entretenidos con los “salsarroseos” y disputas entre el activísmo político, se unió en protesta contra lo que había ocurrido. Una juventud consciente y no teniendo que ser necesariamente “intelectos de la revolución”, se organizó, se unió, introdujo a generaciones mayores en la batalla, desobedeció la legalidad, hizo oídos sordos a la manipulación informativa y denunció y arrinconó a una socialdemocracía que intentaba ponerle freno en pro de sus intereses políticos. Así, La Haine ha hecho un gran esfuerzo por hacer de caja de resonancia del movimiento antifascista.

Como no podría ser de otra manera ante todo este estado de cosas, el poder y sus fuerzas de seguridad se están empleando duramente para frenar este avance. Lo que en algunos casos ha servido para todo lo contrario. La solidaridad con la huelga de hambre de Amadeu Casellas o con los jóvenes procesados por las sentadas por una vivienda digna también han hecho reaccionar a los movimientos sociales en este año. El poder político-judicial también comienza ha articular su respuesta, como en el ejemplo de las peticiones de ilegalización de la Coordinadora Antifascista de Madrid o Izquierda Castellana.

Por otra parte, también hay que mencionar que La Haine-Madrid cuenta con su propio dominio: madrid.lahaine.org. Debido a la cantidad de noticias y convocatorias que nos llegan desde Madrid hemos considerado oportuno contar con un dominio propio, con la intención de hacerla más accesible y cercana posible a las personas y a los movimientos sociales de la ciudad.

La Plataforma: Sin ellos no hubiera sido posible.

Destacamos la labor propia y la ayuda que los compañeros del colectivo audiovisual La Plataforma nos han brindado en todas las ocasiones sin excepción. La relación entre La Plataforma y La Haine ha sido muy positiva, gracias a esto ha sido posible llevar a cabo multitud de tareas que sin su ayuda y colaboración, no hubieran sido posibles.

3.4. Valladolid haciendo camino

La realidad manda y en Valladolid a pesar de que ha habido actividad por parte de los movimientos sociales, no ha habido ninguna convocatoria que lograr aglutinar a un gran número de personas como para hacer un despliegue considerable por parte de La Haine, teniendo como excepciones el 20-N o Villalar.

Desde La Haine Valladolid se ha estado pendiente de difundir las diferentes convocatorias locales y en el futuro se pretende completar este trabajo con crónicas o entrevistas.

3.5. Sevilla, saludos desde Casas Viejas

El desalojo del CSOA Casas Viejas, hace ahora poco menos de un año, ha supuesto un antes y un después en el trabajo de La Haine-Sevilla/Layesca Contrainfos, que vivió esta lucha con toda su dulzura y dureza.

La participación periódica ha perdido fuerza a la espera de que el tiempo permita recuperar las energías. Por suerte, en aquellos días de lucha por la okupación otro medio de contrainformación andaluz se hacía un hueco en la prensa anticapitalista: Grupo de Acción Social, a quien le auguramos un futuro prometedor.

3.6. Auxiliando a Euskal Herria

En grandes manifestaciones, grandes respuestas populares, grandes jornadas de lucha… allí ha estado tantas veces La Haine-Euskal Herria de la mano del colectivo Boltxe, que reivindicando la contrainformación militante, desde la calle y desde dentro de las dinámicas de resistencia, ha coordinado coberturas informativas para insistir que muy pocas cosas son cómo las cuentan en la televisión.

Con todo la información alternativa no es, en el plano local, precisamente una las carencias más urgentes de la resistencia vasca en tanto que Gara juega un papel fundamental en este sentido. Por ello el trabajo de La Haine es y seguirá siendo complementario.

4. Gracias a todos/as

Por último queremos aprovechar este octavo aniversario para agradecer el apoyo y disponibilidad que día a día nos brindan nuestr@s colaboradores, así como a todas las personas que si bien no participan activamente en el colectivo editorial, nos sirven como punto de apoyo en distintas ciudades. Agradecer también a todos los colectivos y organizaciones anticapitalistas que han depositado en La Haine la confianza necesaria para seguir construyendo este medio desde la humildad y la responsabilidad, extendiéndose este agredecimiento a nuestr@s compañer@s de otros medios alternativos que nos acompañan en la trinchera informativa. Y por último a ti, lectora o lector, por los ochos años de existencia. Gracias a todas/os.

Anuncios

0 Responses to “La Haine cumple 8 años. Balance político y análisis de coyuntura”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: